RADIOFRECUENCIA ACCENT


radiofrecuencia accent

NUESTRAS OFERTAS    CONTACTO

La Radiofrecuencia Accent® consiste en aplicar energía de radiofrecuencia Unipolar y Bipolar a través de la piel con un cabezal emisor de radiofrecuencia. Con este  tratamiento de rejuvenecimiento facial se consigue un aumento de la tensión de los tejidos existentes en cara y cuello, debido a un incremento de la síntesis del colágeno tipo1 de la piel del propio paciente, provocando un efecto “lifting” duradero y una mejoría muy significativa del aspecto de la piel, eliminando así pequeñas arrugas superficiales y aportando más luminosidad a la cara y al cuello.

¿Cómo es el tratamiento?

El tratamiento de Radiofrecuencia Accent® de fotorejuvenecimiento es totalmente indoloro y se realiza en unas 6-8 sesiones en total. Según la extensión de la zona a tratar, el tratamiento puede durar de 30 minutos a dos horas. Es interesante realizar sesiones de mantenimiento, entre una y dos al año. Este tratamiento se realiza en nuestra propia clínica y no precisa anestesia ni el uso de ningún tipo de vendaje.

La mayoría de los pacientes vuelven a su actividad normal inmediatamente después del tratamiento, en ocasiones con una mejoría ya visible. Suele aparecer un leve enrojecimiento de la piel, que suele desaparecer rápidamente. No se necesitan cuidados especiales tras el tratamiento, pero se debe asegurar una correcta protección solar los 15 días posteriores a la aplicación de radiofrecuencia.

De esta forma, en los tratamientos faciales, el sistema Radiofrecuencia Accent® consigue devolver a la piel una expresión más juvenil elevando las cejas cuando se trata la parte superior del rostro, disminuyendo los pliegues entre nariz y comisuras al tratar las mejillas, y logrando una mayor definición del óvalo facial al tratar toda la cara, incluida la piel del cuello.

Ventajas de la Radiofrecuencia Accent®

 1. La radiofrecuencia abre un gran camino en el tratamiento de la flaccidez dela cara y cuello y también del propio cuerpo.

3. En algunos pacientes los resultados son visibles mucho antes y, en la mayoría, la mejora es continua hasta pasado el año.

2. Recientes investigaciones afirman que la retracción de la piel se produce gradualmente entre los 2 y 6 meses después de la sesión.

4. Y, según esas mismas investigaciones, los resultados se mantienen estables al menos durante 2 años, pudiendo llegar hasta los 3 o 4 años.

6. El tratamiento puede aplicarse en casi todo el cuerpo, siendo especialmente efectivo en zona periocular, cuello, brazos, abdomen, muslos y nalgas.

5. Es un método cómodo y seguro. De forma aislada también se utiliza en los tratamientos de pérdida de peso, celulitis y reafirmación de la piel.